En la venta y fabricación de un minibús son muchos los procesos que se llevan a cabo: desde la definición inicial, planificación, configuración de los acabados y equipamiento hasta la fabricación y entrega final. Pero igual de importante es la puesta a punto del vehículo y la formación al operador sobre su funcionamiento y mantenimiento.

La formación a los equipos es clave para sacar el máximo rendimiento a los minibuses

Es en esta fase en la que entra el servicio técnico de postventa (SAT) de Indcar. En cada entrega, el técnico asignado hace la formación al cliente final, muchas veces trasladándose a las instalaciones en las que se hace entrega, para formar a todos las personas implicadas en el proyecto. Esta formación es clave para que los operadores, conductores y técnicos puedan conocer de primera mano el funcionamiento de todos los elementos que componen el minibús, muy especialmente cuando son minibuses urbanos e interurbanos y van equipados con multitud de elementos de seguridad pasiva, activa y control de flotas.

Técnicos altamente especializados a su servicio

Antes de entregar cualquier vehículo, este pasa por un exhaustivo proceso de verificación y puesta a punto en las instalaciones de Indcar. Pero posteriormente es imprescindible una formación y entrega que siempre se llevan a cabo por un técnico altamente especializado. Indcar cuenta con equipos de postventa en todas sus sedes comerciales (España, Italia y Francia) y también otro dedicado al resto de mercado de exportación.

Al lado del operador toda la vida útil del minibús

Este mismo equipo será el encargado de resolver cualquier incidencia que los vehículos puedan tener a lo largo de su vida útil. La vocación de servicio y la proximidad con el cliente están en el ADN de Indcar, y por ello se trabaja cada día por mejorar el servicio postventa y recambios.

 

RELLENA TUS DATOS | TE LO ENVIAMOS

He leído, entendido y acepto la información básica sobre Protección de datos.